Dos sorbos de Ghettachela, cerveza de Nuoro

Era una tarde de fin de verano, con temperaturas que cambian radicalmente en pocos minutos, y un nuevo sabor para ser explorado en cada sorbo. El domingo después de Ferragosto (el 15 de agosto), lluvia, viento y sol se sustituían alocadamente. No pudiendo ir a la playa, nos quedamos en la terraza y destapamos una cerveza Ghettachela.

La cerveza artesanal Ghettachela es una Golden Ale de Nuoro (Cerdeña), sin filtrar y sin pasteurizar. Se trata de la cerveza de nuestro amigo sumiller Ivan Deriu, que nos la ha presentado y hecho degustar durante el último SorsiAperiWeb (un evento de marketing digital, degustaciones y networking que realizamos en nuestro estudio) de junio.

En esa ocasión, habíamos acompañado la cerveza Ghettachela con una variedad de bocadillos preparados por la agrochef Maria Paola Masala. En cambio, este fin de semana  hemos preferido degustarla con la simple compañía de una conversación con amigos.

 

Ghettachela en la copa

Cuando se inclina la botella y se comienza a servir esta Golden Ale en la copa, el color dorado se ve intenso y brillante. Su espuma es compacta y persistente. Enseguida descubrimos perfumes de cáscara de naranja y fruta tropical, acompañados con perfumes asociados a la malta, que recuerdan la corteza del pan y su miga. Durante la degustación, la Ghettachela nos regala un sabor fresco, persistente e intenso.

Esta cerveza artesanal es placentera si se bebe sola, y es estupenda con primeros platos de la cocina sarda o con un poco de queso pecorino y pan carasau, un típico pan de la isla Cerdeña.

 

Questo post è disponibile anche in: itItaliano

Related posts

Leave a Comment